Adivinanzas cinematográficas

Pilar Aguilar
Pilar Aguilarhttp://pilaraguilarcine.blogspot.com.es/
Analista de ficción audiovisual y crítica de cine. Licenciada en Ciencias Cinematográficas y Audiovisuales por la Universidad Denis Diderot de París. Lee el blog de cine de Pilar Aguilar: http://pilaraguilarcine.blogspot.com.es

Primera adivinanza (rápida porque ya la planteé hace unos días en mi muro de face): Te sientas en la butaca. Empieza la peli. Uno y una (matrimonio, amigos, novietes, compañeros de trabajo, desconocidos…) mantienen opiniones divergentes sobre cualquier cosa –desde una banalidad hasta un sofisticado asunto tecnológico o científico- ¿quién llevará razón? ¿Eh? ¿Quién? ¿Cabe alguna duda? Venga, pensad en pelis y sorprenderme…

Segunda adivinanza: Te sientas en la butaca. Empieza la peli. Sale un tipo. En la primera secuencia lo vemos desafiando a los malos o luchando por una noble causa. Luego, en la secuencia siguiente, nos lo muestran llegando derrengado a su hogar. Por allí anda una señora que, en vez de acogerlo con ternura y comprensión, lo recibe de morros y le hace reproches –con más o menos agresividad- porque él, enfrascado en la lucha contra la injusticia o en la solución de un grave problema que afecta al planeta, ha olvidado una comida familiar, un cumpleaños, un encargo doméstico, la fiesta del colegio, etc.

La esposa gruñona está en lo inmanente, en la anti-épica, en lo pequeño, en lo rastrero, en la nadería, en el aburrido runrún cotidiano… Por eso le recrimina que la tenga abandonada. En la variante más dura: le recrimina que también tenga abandonados a sus hijos… Y ojo, él no es un bestia insensible, qué va. La ama y ama a sus hijos. Siente enormemente haber olvidado que tenía que asistir al partido de béisbol que jugaba su alevín, pero ¿la heroica tarea en la que andaba ocupado no justifica el olvido? Ella, la muy egoísta, no lo comprende, claro. Nosotr@s, espectador@s, sí. Porque, además ¿para qué hemos pagado la entrada? Para ver algo fuera de lo común, por supuesto. De modo que nos repatean los requerimientos de esa mujer para que el protagonista pierda el tiempo en asuntillos caseros con poca enjundia en vez de vivir trepidantes aventuras. Así es que los numeritos que monta esa señora nos incordian lo más grande a nosotr@s también porque se oponen a las expectativas con la que hemos entrado al cine.
Y llegamos a la adivinanza: ¿este personaje femenino tiene futuro narrativo? Respondo con un NO rotundo porque, como acabamos de decir, no solo fastidia al protagonista sino que también nos fastidia a nosotr@s.
Además, una peli que se precie ha de tener su capitulillo erótico-pasional. Tal asunto requiere carne fresca, no la de la madre de tus hijos. Y requiere mujer bellísima. La esposa no es fea (si lo fuera desdoraría la imagen del protagonista pues nos parecería un tontaina por haberse casado con una fea), fea, no, pero sexi, tampoco. De modo que aparece otra mujer guapetona y esplendorosa que, miel sobre hojuelas, tiene como diez o quince años menos.

En conclusión: esa molesta esposa debe desaparecer. Problema: la moralina hollywoodiense no ve con buenos ojos el divorcio. ¿Cuál es, pues, la solución?: matar a la esposa ¿Cómo? Fácil: los malos la asesinan. Beneficio añadido: como nuestro héroe, en el fondo, la quiere (a pesar de que ella sea un cardo borriquero) ese asesinato le causará gran dolor que será un acicate suplementario en su lucha contra los malvados.

Tercera adivinanza. Te sientas en la butaca. Empieza la peli. Te la tragas todita. Acaba la peli. Sales del cine. Preguntas a la persona o personas que van contigo (si son feministas esta adivinanza no vale): “¿No habéis notado nada muy, muy raro?” “¿Raro?” te preguntan. Insistes: “Sí, raro”. Tus acompañantes especulan pero no dan con la rareza. Les sueltas: “Las mujeres somos la mitad de la humanidad ¿cómo es posible que en la peli aparezcan solo dos frente a diez o veinte tiarracos? Los dejas flipando y, aunque no te lo digan, piensan que eres un poco (o un mucho) feminazi.

Cuarta adivinanza. Te sientas en tu butaca. Llega la –casi obligada- escena de sexo. Y, una vez más, te quedas perpleja comprobando como ella alcanza un orgasmo tremendo en veinte o treinta segundos y solo con penetración. Te preguntas perpleja: ¿Es que las chicas jóvenes tienen el clítoris dentro de la vagina? O, lo que resultaría más exótico aún: ¿lo tienen en el ano? También cabe la posibilidad de que los directores, a pesar de su edad, sean vírgenes y nunca se hayan acostado con una mujer por lo que ignoran todo sobre nuestra anatomía y se ven obligados a especular…
Y etc. etc. Así podríamos seguir planteando incógnitas porque en el cine mayoritario pasan cosas muy raras. No extraña que haya personajes que vuelen, sean súper astutos, híper resistentes, capaces de sobrevivir durante meses o años en otros planetas (Marte, por ejemplo) o en islas desiertas, etc. etc. sino que todo eso (y mucho más) prácticamente solo les ocurra a los hombres…

Pilar Aguilar
Pilar Aguilarhttp://pilaraguilarcine.blogspot.com.es/
Analista de ficción audiovisual y crítica de cine. Licenciada en Ciencias Cinematográficas y Audiovisuales por la Universidad Denis Diderot de París. Lee el blog de cine de Pilar Aguilar: http://pilaraguilarcine.blogspot.com.es

Comentarios

  1. Este es mi testimonio sobre el buen trabajo de un hombre que me ayudó. Mi nombre es Isabella Brown, y me baso en Londres. Mi vida ha vuelto! Después de 8 años de matrimonio, mi esposo me dejó y me dejó con nuestros tres hijos. Sentí que mi vida estaba a punto de terminar y se estaba desmoronando. Gracias a un hechicero llamado DR Barbara a quien conocí en línea. En un día fiel, mientras navegaba por Internet, estaba buscando un buen lanzador de hechizos que pudiera resolver mis problemas. Encontré una serie de testimonios sobre este hechicero en particular. Algunas personas testificaron que él trajo a su ex amante de regreso, algunos testificaron que él restaura el útero, algunos testificaron que puede conjurar un hechizo para detener el divorcio, y así sucesivamente. Hubo un testimonio particular que vi, se trataba de una mujer llamada Gracia, testificó acerca de cómo la Dra. Barbara trajo de vuelta a su ex amante en menos de 72 horas y al final del testimonio dejó caer la dirección de correo electrónico de la Dra. Barbara. Después de leer todo esto, decidí probar DR Barbara. Lo contacté por correo electrónico y le expliqué mi problema. En solo 3 días, mi esposo volvió a mí. Solucionamos nuestros problemas, y estamos aún más felices que antes. La Dra. Barbara es realmente un hombre talentoso y talentoso y no dejaré de publicarlo porque es un hombre maravilloso … Si tienes un problema y estás buscando un hechicero real y genuino para resolver ese problema por ti. Prueba la gran Dra. Barbara hoy, él podría ser la respuesta a tu problema. puede contactar: ​​barbaravoodootempel@gmail.com Gracias, Bárbara. Contáctelo para lo siguiente:
    (1) Si quieres recuperar a tu ex
    (2) si siempre tienes malos sueños.
    (3) Desea ser promovido en su oficina.
    (4) Quieres que mujeres / hombres corran detrás de ti.
    (5) Si quieres un niño.
    (6) Quieres ser rico.
    (7) Quieres atar a tu esposo / esposa para que sea tuyo para siempre.
    (8) Si necesita asistencia financiera.
    (9) Cuidado de hierbas
    10) Ayuda a sacar a la gente de la prisión
    (11) Hechizos de matrimonio
    (12) Hechizos milagrosos
    (13) Hechizos de lotería
    (14) PROFETA ENCANTO
    (15) Hechizos de atracción
    (16) Eliminar hechizos de enfermedad
    (17) HECHIZOS GANADORES DE LA ELECCIÓN
    (18) ÉXITO EN LOS HECHIZOS DE EXÁMENES
    (19) Encantamiento para saber a quién amarte.
    (20) Hechizo de negocios
    (21) Eliminar hechizos de enfermedad por VIH
    Contáctelo hoy en:
    barbaravoodootempel@gmail.com
    whatsApp +2347032152878.
    También puede CONTACTARLO en la aplicación-de-cosas en el mismo número de teléfono.

Los comentarios están cerrados.

Síguenos en redes

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad