Inicio Autoras Una buena noticia para el Feminismo

Una buena noticia para el Feminismo

0

Desde la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, celebramos la noticia en favor de la Igualdad Salarial entre Mujeres y Varones recientemente anunciada por la Ministra de Trabajo Yolanda Díaz.

Aunque a veces sea difícil de creer, por el agotamiento, las negativas, etc. las ONG de Mujeres Feministas damos pasos y conseguimos derechos gracias al convencimiento de lo que es justo, a la constancia, al atrevimiento.

La regulación de la Igualdad Salarial propuesta por el Gobierno y avalada por el Consejo de Estado es un gran paso para acabar con una injusticia histórica que insulta a la inteligencia. Aún así, la patronal se permite decir que no está de acuerdo por ser una imposición.

IMPOSICIÓN, últimamente he oído mucho esa palabra, parece ser que cada vez que la izquierda habla de equidad y toma medidas serias para ello, usar la palabra imposición le sale rentable a quienes históricamente han explotado a la clase obrera y doblemente a las mujeres, por el mero hecho de serlo.

Desde PALEM conseguimos que en 2009 se declarase en Andalucía el #22F como día por la Igualdad Salarial entre Mujeres y Varones, de la mano de las Parlamentarias Verónica Pérez y Paca Pleguezuelos.

En 2010 conseguimos lo mismo, esta vez a nivel estatal de la mano de Bibiana Aído y Carmen Calvo.

Seguíamos desde la Plataforma Andaluza de apoyo al lobby europeo de Mujeres la recomendación que desde el Parlamento Europeo había enviado Elena Valenciano en el año 2007 a todos los estados miembros.

Las ONG de Mujeres Feministas somos Agentes Sociales y llevamos a cabo una imprescindible labor social, la de dignificar la vida del 52,04 % de la población mundial, que somos las mujeres, y con ello, el avance del conjunto de la ciudadanía, porque está más que demostrado que allá donde las mujeres han conseguido ampliar sus derechos, toda la sociedad se ha beneficiado de ello.

Si no tenemos estructura, porque se nos cuestiona, se nos maltrata desde las propias instituciones y se nos deja sin recursos, difícilmente podremos seguir impulsando a los gobiernos para que hagan justicia con las mujeres.

La defensa de un salario digno, también para las mujeres, se remonta a principios del s. XIX, en el que Flora Tristán impulsa el sindicalismo. Desde entonces hasta ahora nos hemos encontrado con muchos obstáculos, vejaciones y desprecios, sin embargo seguimos en pie defendiendo justicia para las mujeres, pues en este caso, hemos interiorizado lo que tan sabiamente nos dejó escrito Simone de Beauvoir: “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Salir de la versión móvil