Inicio 1Portada Los “crímenes de odio” de Gloria Careaga o la eliminación de la disidencia...

Los “crímenes de odio” de Gloria Careaga o la eliminación de la disidencia feminista

1

 

 Retomando la misma denominación del negocio de Gloria Careaga, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio Contra Personas LGBT, se puede aplicar esta misma definición a la propia Gloria Careaga por los “crímenes de odio” que ha cometido desde que llegó al feminismo (segunda mitad de los 90) contra las mujeres en general y las feministas en particular, al implementar desde hace casi tres décadas una serie de procedimientos que han perjudicado los derechos humanos de la mitad de la población latinoamericana, las mujeres, en beneficio de pequeños o minúsculos grupos de personas que se han ido empoderando a costa y en detrimento de los derechos de aquellas. Construyendo con ello su poder económico y político.   

Que más “crímenes de odio” que la delación y la denuncia ante los organismos internacionales, ILGA y ONU-MUJERES, de feministas latinoamericanas que trabajan por las mujeres y que no comulgan con la doctrina generista -y su máxima expresión, el queerismo-, al acusarlas de “TERF” para entregarlas como víctimas propiciatorias al sistema judicial punitivo de la nueva inquisición posmoderna; de la cual ella es uno de sus principales inquisidores: Kraemer Careaga.

No obstante, lo trascendental de los crímenes de odio de Gloria Careaga no es la persona misma, Gloria, sino lo que ella representa políticamente: la persecución y la eliminación de las feministas disidentes, es decir, de todas aquellas que piensan diferente a la doctrina generista-queer, de la cual ella ha sido su principal promotora en Latinoamérica a través sus cargos en la ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex) y actualmente, en ONU- MUJERES, perdón, ONU- CISGÉNERO. Persecución de aquellas feministas que trabajan temas de mujeres y que no están de acuerdo con el borrado de estas, o sea, con la eliminación de las mujeres como sujeto histórico del feminismo.

El listado secreto: Careaga-Ayala (que en México a principio de abril se filtró en las redes sociales) no es más que un ejemplo de lo que el nuevo régimen político de la Globalización Neoliberal Posmoderna Queer (GNPQ) está desarrollando a nivel internacional con el objetivo de eliminar todo pensamiento que no se someta al generismo en su versión más acabada el queer-transgenerismo como ideología dominante y hegemónica, sustentada en el pensamiento único de la Nueva Iglesia Universal Queer. Así como se impuso el pensamiento único de la iglesia católica romana a todo el mundo gracias a la Santa Inquisición, base ideológica de la modernidad.

El queerismo, como la expresión más elaborada del generismo, es un diseño de la GNPQ para someter a toda la sociedad mundial a una serie de prácticas e “identidades” sexo-genéricas creadas por las grandes empresas y consorcios sexuales transnacionales, una sexualidad enajenada desde un punto de vista marxista, alienada de sí misma, como lo es el esclavo que nunca llega a “ser para sí”, porque siempre “es para los otros”, un objeto de uso o cosificación humana; exactamente como lo han sido las mujeres durante más de siete mil años de dominación falopatriarcal.

Sin embargo, el queerismo no solo se sustenta en la desaparición de las mujeres, sino, más aún, en la desaparición de todos los sectores sociales oprimidos y explotados a nivel mundial, fundamentada en su principio máximo “la disolución de todas las identidades” nacionales, territoriales, de clase, raciales, étnicas, lingüísticas, políticas y sexuales, entre otras, y la imposición de una sola identidad, la queer. Por lo cual, constituye una declaración de guerra contra todos los oprimidos del mundo, a través de su desaparición. Pero, perversamente, sin guerras convencionales, sino guerras no-convencionales (Rita Segato). Sin utilizar armas, sino a través de las hambrunas, el alcoholismo, el desempleo, la delincuencia, las epidemias, la sed, la alienación mental, las enfermedades curables, los videojuegos, el sexo compulsivo, la comida rápida, la corrupción, las migraciones forzadas, el crimen organizado, el apartheid, las bandas paramilitares, las drogas, el escrachamiento, la segregación, el feminicidio, etc. métodos de aniquilación dosificada y lenta, a fuego lento, de grandes sectores sociales -como lo es el feminicidio, lentamente todos los días- sin necesidad de movilizar ejércitos de guerras convencionales excepto cuando es muy necesario, Afganistán, Irak, Siria, Ucrania, los videojuegos o reality show de los grandes capitalistas.

lo trascendental de los crímenes de odio de Gloria Careaga no es la persona misma, Gloria, sino lo que ella representa políticamente: la persecución y la eliminación de las feministas disidentes, es decir, de todas aquellas que piensan diferente a la doctrina generista-queer, de la cual ella ha sido su principal promotora en Latinoamérica a través sus cargos en la ILGA (Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex) y actualmente, en ONU- MUJERES, perdón, ONU- CISGÉNERO.

Este genocidio simbólico silencioso, invisible, disimulado, travestido, es una característica de la sociedad queerificada para cumplir con los lineamentos de los organismos internacionales que dominan la escena mundial, desde la ONU y el FMI, hasta el BM y la ILGA. Como lo preveía el gran guía político de las luchas sociales Noam Chomsky (exactamente lo contrario a Foucault, ídolo de los gays y los queer) la eliminación de varios millones de seres humanos que sobran en el planeta sustituidos por las nuevas tecnologías, como la robótica y los OGM, la cyborgización humana (cyborg).

Es en este contexto histórico en el que aparece La Lista de Himmler: Careaga-Ayala-ILGA-ONU-MUJERES que contiene los datos de las feministas latinoamericanas que continúan trabajando por las mujeres y que no están de acuerdo con su desaparición (borrado), en el momento de su filtración: 36 mexicanas y 2 centroamericanas= 38.

Lo perverso de dicha lista es que, de manera secreta y oculta, están siendo acusadas de “criminales” o TERF (palabra preferida de Gloria Careaga) sin que sepan porqué, ni quién las acusa. Precisamente como lo hizo la Santa Inquisición durante casi cinco siglos acusando de herejes y brujas a personas que nunca supieron por qué, ni quien les acusaba, leer: Manual de Inquisidores de Nicolau Eymeric, capítulos II, III y V. Finalmente, ¿cuál es la acusación contra las 38 criminales?: 1.- que trabajan por las mujeres y 2.- que no desean que desaparezcan éstas al sustituir la categoría “mujer”, por la de “género”. Quienes serán juzgadas por el Tribunal del Santo Oficio Queer integrado por los teólogos queer de altísimo nivel incrustados en la academia y en altos puestos de gobierno que se encargan de estructurar el sistema de pensamiento sofista de verdades sustentadas en falsedades.

Pero como el generismo-queerismo no es una ciencia sino una doctrina, edificada en una serie de opiniones basadas en los intereses económicos y políticos, ocultos, de minúsculos grupos de hombres extremadamente poderosos a nivel internacional, muchos denominados “filántropos”, (incluyendo mujeres patriarcalizadas y exfeministas traidoras), es una doctrina cuyos “dogmas de fe”, por absurdos y contradictorios, solamente puede imponer por la fuerza, lo cual explica por qué la violencia es un instrumento estructural de todos los sistemas basados en la explotación y opresión humana.

Por ello, los Observatorios de Crímenes de Odio Contra Personas LGBT de cada país están funcionando como Tribunales del Santo Oficio, cuya función es acusar, comprobar la culpabilidad (mediante tortura) y establecer la condena de los sospechosos de herejía, pero, sin ejecutar el castigo para no mancharse las manos de sangre, dejando este sucio oficio al brazo célibe, no religioso, del gobierno civil quien se encargará del mismo.

La tortura oculta, no visible a simple vista, contra las 38 estigmatizadas será a fuego lento, desde el cierre de los espacios laborales o expulsión de sus trabajos, hasta el cierre de los espacios profesionales, cancelación de sus cedulas profesionales o impedimento de ascensos, becas y reconocimientos. Además, de la denostación y escrachamiento en redes sociales acusándolas de ser “de derecha”, odia-trans, “antiderechos”, atrasadas y “conservadoras” propiciando el repudio público hasta llegar al linchamiento social.

Preguntas: ¿qué harán la ILGA, DERECHOS HUMANOS de la ONU y ONU MUJERES CISGÉNERO con las listas de Himmler de cada país? y ¿los listados constituyen un poder judicial paralelo al constitucionalmente establecido en cada nación?.

Fotografías bajadas de internet.

 

 —————–
Más sobre La lista que ataca a las defensoras de los derechos Humanoss de las mujeres

Firmar el manifiesto de repulsa: https://docs.google.com/forms/d/15c-0-x1J1m-lhSSrFyHOMgz_dAtkhyU-HAeGJIL8v0o/viewform?edit_requested=true&fbzx=-3302795060285705083 
Junio de 2022

 

1 COMENTARIO

  1. Facebook me censura, debido a que mis consideraciones se ajustan a reales situaciones, a riesgo de padecer reiteradas restricciones a las mismas.
    a) {El queerismo, como la expresión más elaborada del generismo, es un diseño de la GNPQ para someter a toda la sociedad mundial a una serie de prácticas e “identidades” sexo-genéricas creadas por las grandes empresas y consorcios sexuales transnacionales, una sexualidad enajenada desde un punto de vista marxista, alienada de sí misma, como lo es el esclavo que nunca llega a “ser para sí”, porque siempre “es para los otros”, un objeto de uso o cosificación humana; exactamente como lo han sido las mujeres durante más de siete mil años de dominación falopatriarcal.}
    Pues, el grado de asimilación de los preceptos culturales o el nivel moral de la transexual ecuménica perversa civilización patriarcal, son los “ideales” forjados como una secuela de los primeros rendimientos obtenidos por la acción conjunta de la rebelión de la horda primitiva; “Ideales” que procuran satisfacción de naturaleza narcisista que reposa en el orgullo del “rendimiento” obtenido sobre la mujer imponiéndole hoy; En el Siglo XXI la irreversible transexualidad del propio varón, irresoluble ambiguo sexual. La satisfacción narcisista extraída del “ideal” cultural de la transexual ecuménica perversa civilización patriarcal, es un poder que con mayor éxito actúa contra lo femenino y no solo los varones de las clases favorecidas que gozan de los beneficios del patriarcado, sino también los varones oprimidos participan de tal satisfacción, en cuanto al “derecho” a despreciar a las mujeres en la aberrante y sádica imposición de igualar lo femenino en varones transexuales; “El queerismo, como la expresión más elaborada del generismo”.
    b) {Sin embargo, el queerismo no solo se sustenta en la desaparición de las mujeres, sino, más aún, en la desaparición de todos los sectores sociales oprimidos y explotados a nivel mundial, fundamentada en su principio máximo “la disolución de todas las identidades” nacionales, territoriales, de clase, raciales, étnicas, lingüísticas, políticas y sexuales, entre otras, y la imposición de una sola identidad, la queer. Por lo cual, constituye una declaración de guerra contra todos los oprimidos del mundo, a través de su desaparición. Pero, perversamente, sin guerras convencionales, sino guerras no-convencionales (Rita Segato). Sin utilizar armas, sino a través de las hambrunas, el alcoholismo, el desempleo, la delincuencia, las epidemias, la sed, la alienación mental, las enfermedades curables, los videojuegos, el sexo compulsivo, la comida rápida, la corrupción, las migraciones forzadas, el crimen organizado, el apartheid, las bandas paramilitares, las drogas, el escrachamiento, la segregación, el feminicidio, etc. métodos de aniquilación dosificada y lenta, a fuego lento, de grandes sectores sociales -como lo es el feminicidio, lentamente todos los días- sin necesidad de movilizar ejércitos de guerras convencionales excepto cuando es muy necesario, Afganistán, Irak, Siria, Ucrania, los videojuegos o reality show de los grandes capitalistas.}
    Pues, el transexual ecuménico perverso patriarcado procura estas ideas de superioridad sobre el varón encontrándolas acabadas entre sí, pero incapaz de hallarlas por sí mismo; Son como un legado de generaciones anteriores, asimiladas a las ideas religiosas que se presentan como una revelación divina, que direccionaba la hoguera para las poseídas por el demonio femenino. Esa pretensión parte del perverso patriarcado, que actualmente en el Siglo XXI el Nuevo Orden Mundial paranoico y psicótico con su poder total global, desatiende por completo la evolución histórica del feminismo con hipócritas y mentirosas manifestaciones de “igualdad”, que se direccionan en someter a la mujer en la perplejidad y la indefensión sino se adhiere al poder del varón; es decir, la mujer, debe “convencerse” de que su pensamiento no puede seguir otro camino y el impulso del feminismo debe claudicar y tomar como algo “natural” e innato, en ella, la permanencia de la metodología de la perversa civilización patriarcal, como su único y absoluto método de comprensión, igualando lo femenino con el transexual.
    “Experimentamos así la impresión de que la civilización es algo impuesto a una mayoría contraria a ella por una minoría que supo apoderarse de los medios de poder y coerción.” (Freud)
    Quienes se adjudican representar el psicoanálisis en el orden mundial y local, no evaluaron ni evalúan el proceso iniciado al comienzo del año 2020, del programa del poder global sobre la reducción de la población planetaria y sólo se limitan en considerar medidas paliativas, apartándose de la Ciencia psicoanalítica (Freud).
    El sentido y la verdad del feminismo, es la derrota del varón; perverso irresoluble y ambiguo sexual
    Un travesti no es una mujer
    Lo femenino es el camino
    Buenos Aires
    Argentina
    27 de junio de 2022
    *Femeninologia
    *Ciencia de lo femenino

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Salir de la versión móvil