Inicio 1Portada En defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

En defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

0

 

Adela Cortina es Catedrática de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. El 25 de Abril de 2018 en Córdoba, y junto a Laura Freixas y Ana de Miguel, puso el cierre al Congreso sobre Mujer y Comunicación, examinando los lastres de la cultura patriarcal y los retos que aún restan en el largo camino a la igualdad entre los sexos. Por ejemplo recordó la división de valores que han construido los paradigmas dominantes del modelo patriarcal: “La autonomía, la libertad, el derecho o la fuerza se les han asignado al hombre, mientras que la responsabilidad, la compasión y el cuidado, a las mujeres para que se queden relegadas en la vida privada. Está bien que ellas tengan buen corazón y cuiden de los desprotegidos, pero con este juego hay que acabar”.

Dos años después, en 2020, en una entrevista concedida a Sapiens, afirmaba lo siguiente: “La dignidad, ciñéndonos a Kant y aplicándola a los seres humanos, nos lleva a afirmar que los seres humanos tienen dignidad y no un simple precio. Todo lo que tiene un valor en el intercambio, lo que se puede intercambiar y fijarle un precio, es algo que explica nuestro mundo mercantil, a las mercancías se les fija un precio y se intercambian unas por otras poniendo como referente una equivalencia. Pero algo que no tiene ningún precio porque no tiene equivalente es el ser humano. Los seres humanos no tienen precio, la dignidad es un valor absoluto.”

Pero la Normativa Patriarcal renegó de este axioma y estableció que todas las mujeres tenían un valor relativo, y determinados hombres un valor parcial. Y la herramienta primigenia más poderosa y versátil diseñada para blindar  estos intereses socioeconómicos Patriarcales es el Género, cuya misión era y es diseñar prototipos comportamentales propios de mujeres, y establecer un catálogo normativo de la “feminidad”, y prototipos comportamentales propios de varones, junto a su respectivo catálogo de “masculinidad”, organizados jerárquicamente, y estipulando para las mujeres y su “feminidad” la dependencia y subordinación respecto de los varones y la “masculinidad”.

El resultado es una organización social estructuralmente desigual, que no refleja la realidad humana y que no responde a intereses humanos universales sino despóticos: El despotismo es una forma de gobierno en la que una sola entidad gobierna con poder absoluto. Normalmente, esa entidad es un individuo, el déspota; pero las sociedades que limitan el respeto y el poder a grupos específicos también han sido llamadas despóticas.​

la herramienta primigenia más poderosa y versátil diseñada para blindar  estos intereses socioeconómicos Patriarcales es el Género, cuya misión era y es diseñar prototipos comportamentales propios de mujeres, y establecer un catálogo normativo de la “feminidad”, y prototipos comportamentales propios de varones, junto a su respectivo catálogo de “masculinidad”, organizados jerárquicamente

Así que el Género arraigó en los imaginarios sociales y dió contenido sexista a las herramientas de socialización: usos, costumbres, normas y leyes. Y adoctrinó la búsqueda del saber con el androcentrismo. Ejemplos, tenemos múltiples, pero voy a centrarme en el comportamiento que Lévi-Strauss consideró el inicio del principio civilizatorio de los primeros pobladores humanos: el intercambio de mujeres.

__El afamado antropólogo Lévi-Strauss afirmó en sus trabajos que las mujeres juegan un papel fundamental en la organización misma de las relaciones sociales del mundo tribal (y no solo de él), por cuanto constituyen los bienes a través de cuyo intercambio los hombres de una comunidad construyen vínculos de distinto tipo. La relación más característica que se construye a través del intercambio de mujeres es la de matrimonio. Así el matrimonio se instaura, no como una institución que vincula a un hombre (o varios) y una mujer (o varias), sino a dos varones.

Son ellos quienes, al dar y recibir mujeres, edifican familias, linaje, estructuras económicas, alianzas, acuerdos políticos; pagan tributos; resuelven conflictos bélicos, y, en definitiva, construyen relaciones sociales de todo tipo.

https://ruc.udc.es/dspace/bitstream/handle/2183/21874/Atl%C3%A1nticas_3_2018_10.pdf

Como es fácilmente comprobable, desde el inicio de los tiempos los varones han asumido que las mujeres son posesiones del grupo, de la fratria utilizando terminología de la maestra Celia Amorós; que el valor de las mujeres dependía del que la fratria le asignara; y que también era cometido de la fratria establecer y hacer cumplir las normas de distribución y acceso a las mujeres.

Por eso otro ejemplo de relación característica e igualmente construida a través del intercambio de mujeres es la prostitución, con la diferencia de que esta vez la institución no vincula a dos varones sino a múltiples, a los que se permite el libre acceso a la sexualidad de mujeres consideradas prescindibles, ya que siempre ha sido evidente que las consecuencias que para la preservación de la salud de las mujeres tiene este comportamiento por parte de los varones son muy lesivas.

Y es un hecho tan evidente que el 2 de Diciembre de 1949 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó un Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, que recoge lo siguiente:

__”Considerando que la prostitución y el mal que la acompaña, la trata de personas con fines de prostitución, son incompatibles con la dignidad y el valor de la persona humana y ponen en peligro el bienestar de la persona, la familia y la comunidad, (…)”

 España firmó la adhesión a este Convenio en 1962, pero durante el Gobierno de la Segunda República la Comisión de Sanidad ya consiguió en 1935 que se aprobara una Propuesta de Ley que establecía lo siguiente: “El Gobierno de la República no acepta la prostitución como medio de vida.”

 Y no aceptaba esta normativa despótica y sexista establecida por la fratria pero ahora cuestionada por el suficiente número de parlamentarios varones, y de todas las parlamentarias mujeres, que tras escuchar los argumentos de peso aportados por representantes del colectivo Sanitario y de representantes del colectivo Feminista, unieron sus votos para revocar la regulación de la prostitución que entonces existía, y considerarla como una actividad lesiva para la salud de las mujeres y de la sociedad en general, que nunca debía ser legitimada como medio de vida/”trabajo”.

La cantidad de conocimiento, información precisa y análisis riguroso que incorpora la Teoría Ética y Política Feminista es superior a la de cualquier otra idelogía política. El Front Abolicionista-PV forma parte del Movimiento Feminista que busca con su activismo concienciar a nuestras/os representantes políticas/os de la importancia de la implementación de Políticas Igualitarias en los proyectos de Gobierno, tanto estatales como autonómicos, encaminados a conseguir la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, en cumplimiento de nuestra Ley Orgánica vigente desde 2007.

 Pero además de la labor de concienciación, también es labor del Front la denuncia de actuaciones incompatibles/inadecuadas con la responsabilidad adquirida en la gestión de la función pública. Y eso es lo que nos parece que está haciendo la Conselleria de ¿¿¿¿Igualdad???? y Políticas Inclusivas al mantener en la página Web inclusio.gva.es el Informe “LA PROSTITUCIÓN FEMENINA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA” y el libro II “LA VOZ DE LAS MUJERES QUE EJERCEN LA PROSTITUCIÓN”, ambos editados en 2010, con información desactualizada, y a los que podría atribuirse un enfoque tendencioso claramente complaciente con la reivindicación de la regulación de la prostitución y maniqueo a la hora de explicar la reivindicación Abolicionista.

Poco después de la edición de estos Informes se publicó otro dirigido por la Doctora en Sociología Rosa Cobo Bedia, “CONSENTIMIENTO Y COACCIÓN. PROSTITUCIÓN Y POLÍTICAS PÚBLICAS”, pero a la Conselleria de ¿¿¿¿Igualdad???? y Políticas Públicas, al parecer, no le ha parecido pertinente aportar información rigurosa sobre la reivindicación Abolicionista de la prostitución.

Y al parecer tampoco le ha parecido pertinente incluir el Informe coordinado por el Doctor en Sociología Antonio Ariño Villarroya “La Prostitución En La Comunitat Valenciana. Una mirada sociológica”, que se hizo público en Junio.

Este Informe analiza la prostitución como una institución social (“una institución de las más antiguas y básicas para la perpetuación del patriarcado”) y “una organización de relaciones de acuerdo con determinados patrones y normas, donde intervienen no sólo mujeres en situación de prostitución y demandantes de servicios sexuales mediante pago, sino también proxenetas y rufianes, empresarios y formas de organización de la práctica, las redes de captación y trata, los propietarios de locales y de plataformas tecnológicas y una división del trabajo social que, hoy, se produce en el marco de la globalización.”

Y deja patentes las interacciones entre la prostitución y otros sistemas de la industria y la mercantilización del sexo: Trata, Pornografía, Drogas y Cirugía Estética.

Y respecto a la Trata de seres humanos aporta lo siguiente: “La parte numéricamente más importante de la misma consiste en mujeres y niñas, que son trasladadas a países ricos, procedentes de zonas y familias humildes, para la prostitución. Forma parte de lo que Saskia Sassen, en su análisis de las contrageografías de la globalización, llama “feminización de la supervivencia”.

Además los datos recogidos y analizados en el Informe permiten aportar algunos rasgos de perfil sociocultural que permiten diferenciar a los puteros del resto de varones:

__A mayor apoyo a la igualdad de la mujer, menor probabilidad de haber tenido relaciones sexuales pagadas.

__Cuanto mayor es el machismo (sea en las relaciones laborales, en las relaciones de pareja o en las relaciones íntimas), mayor probabilidad de tener relaciones sexuales pagadas.

__A mayor frecuencia de consumo de pornografía, mayor probabilidad de haber tenido relaciones sexuales pagadas.

__Y la valoración del sexo por encima del amor/relaciones de reciprocidad, como motivo para las relaciones sexuales, también contribuye a la definición de los demandantes de prostitución.

 

Las estimaciones sobre la demanda de prostitución en la Comunitat Valenciana, cuando se comprenden correctamente las implicaciones del comportamiento putero, son muy preocupantes:

__”Hemos manejado tres hipótesis de prevalencia: En el escenario bajo habría 70.000 varones consumidores de prostitución en un año, en el alto serían 190.000 y en el medio, 115.000.”

 

Por eso desde el Front Abolicionista-PV exigimos que la Conselleria de ¿¿¿¿Igualdad???? y Políticas Inclusivas cumpla con su responsabilidad, en la aplicación de medidas que contribuyan a la consolidación de la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, y participe en la difusión de la información aportada en ese Informe, que tiene que figurar sin más dilación en la Web oficial.

 

La Abolición del Sistema Prostitucional es una acto de Justicia Social y de defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las Mujeres, y no dejaremos de exigir a nuestras/os representantes políticos que hagan posible su aprobación.

#LOASPSeráLey

 

 

 

 

 

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Salir de la versión móvil