El falaz argumento de la libertad

María Pato
María Pato
Cocinera antes que hermana tornera y vuelta a la cocina. Entre pucheros también esta el activismo. Aficionada a la Historia "Los pueblos no cuentan la Historia de las mujeres y son condenados a olvidarlas".

 

«Piensa que la alambrada sólo es un trozo de metal» dice Libre, una de las canciones más populares del pop español en una de sus estrofas y ese es el argumento que se esgrime masivamente en los debates públicos y privados sobre los vientres de alquiler: la libertad de las mujeres de querer ser vientres gestantes.

Resulta paradójico que gentes que lucharon y luchan por sus derechos civiles, sociales y laborales, luego no contemplen la falta de estos en la libre elección de las mujeres gestantes de los hijos de los otros.

Hagamos memoria; Paco el Bajo, uno de los protagonistas de Los Santos Inocentes (la extraordinaria y lúcida obra de Miguel Delibes posteriormente llevada a la pantalla por Camus convirtiendo su historia en una joya no sólo artística, también social contando a generaciones venideras de dónde viene la mitad de nuestro país, película que está en la memoria colectiva de cualquier aficionado/a al cine de nuestro país), es recordado en la escena en la que «el secretario» olisquea las perdices como un perro leal en las batidas de caza: “Ni el perro más fino te haría el servicio de este hombre». Él actúa con a la libertad que le da el conocimiento de clase, él es el oprimido que necesita los haberes que le proporciona el señorito Iván. En la gran escena en la puerta de La Raya, cuando don Pedro les pide los servicios de Nieves, Regula y Paco aceptan con libertad que su hija no pueda formarse y salir del círculo del «A mandar que para eso estamos». En otro de los diálogos de la película el médico le dice a Iván: » Tuya es la burra» ante un accidente laboral de Paco el Bajo que le impide olisquear perdices en una partida y que puede dejarle, si sale a la partida, graves secuelas irreversibles en su vida futura. Obviamente se puede defender que Paco el Bajo actúa con libertad sin contemplar sus necesidades, su presión o sus limitaciones cosas todas que quedan patentes en el relato.

Podemos afirmar que la obra de Delibes está ubicada en un espacio temporal que nada tiene que ver con la España de hoy… ¿seguro? A las camareras de hotel se les pagan 20 céntimos por cama hecha… digo yo que ¿habrá alguien que dude de su libertad?, los repartidores de Deliveroo trabajando como falsos autónomos, obviamente también son libres, al igual que en la nueva economía neoliberal que se ya está aquí, impidiendo salarios dignos en la que jóvenes titulados/as que trabajan con categorías inferiores a su cualificación realizando un trabajo y una responsabilidad en instituciones públicas (que pagamos con nuestros impuestos) contratan con multinacionales que son quienes hacen caja con su esfuerzo. Ellos y ellas quizás no puedan ser padres pues el futuro que diseñan les impide tener un plan de vida, tienen como Paco el Bajo una pierna rota o una bola de acero atada a la pierna.

En el caso que nos ocupa solo se argumenta la libertad de las mujeres, (aquí el paradigma continua) las mujeres oprimidas solo por el hecho de ser mujeres contemplan con gran felicidad la libertad de dar vida, dar vida a los hijos e hijas de los otros, a los hijos e hijas de las mujeres que retrasaron su maternidad por el ascenso social o profesional, a los hijos e hijas de las mujeres que no quieren pasar por las dificultades de un embarazo y parto decidiendo sobre el presente y el posible futuro de la mujer gestante y el hijo de esta pues «Tuya es la burra».

Al humanista que fue Miguel Delibes crítico con la actual sociedad devastadora que sacrifica todo lo humano en aras del consumo no se le ocurrió la pesadilla, pero hoy yo, imagino a Nieves pariendo al hijo de doña Pura.

 

María Pato
María Pato
Cocinera antes que hermana tornera y vuelta a la cocina. Entre pucheros también esta el activismo. Aficionada a la Historia "Los pueblos no cuentan la Historia de las mujeres y son condenados a olvidarlas".

Comentarios

Síguenos en redes

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad