La igualdad ha llegado demasiado lejos

Ana Monzón
Ana Monzón
Socióloga especializada en Violencia de Género. Guionista.
- Advertisement -

 

Las encuestas reflejan una realidad en un momento dado en el tiempo. La última realidad oficial es que casi la mitad de los hombres y un tercio de las mujeres en España mayores de dieciséis años considera que la Igualdad discrimina los hombres. Esto es una realidad, pero no una verdad. Es una realidad abrumadora, preocupante. Para saber el porqué de esta percepción habría que hacer una encuesta específica; mientras, lo que podemos realizar son teorías con estos y otros indicadores.

De la encuesta del CIS sobre ‘Percepciones de la Igualdad’ extraigo muchas incongruencias en las respuestas de la población. Contradicciones con respecto del discurso y la retórica en la Igualdad entre hombres y mujeres que se enarbola por doquier. El estudio nos dice muchas cosas, les cuento algunas.

A la pregunta para catalogar de 0 a 10 siendo cero “ninguna” y diez “mucha”, ¿qué simpatía tiene hacia estas organizaciones o movimientos sociales?: Ecologistas, Pacifistas, Feministas, Pro-DD.HH. y LGTBIQ, los hombres sienten la menor simpatía por los movimientos Feministas y la mayor por los Pro-DD.HH., exactamente igual que las mujeres. Si lo que deseas es la Igualdad y la Igualdad es una lucha Feminista, ¿por qué el Feminismo te suscita la menor de las simpatías con respecto de los otros grupos? Es más, si la Igualdad entre hombres y mujeres (lo repito una y otra vez porque este estudio no va de ninguna otra igualdad) es una cuestión de Derechos Humanos, por qué sitúas en los extremos un movimiento con otro?

El 74% de los hombres y el 67% de las mujeres cree que las desigualdades son menores hoy que hace diez años. También, el 96% de ambos sexos está de acuerdo o muy de acuerdo en que “la Igualdad contribuye a hacer una sociedad más justa”, sin embargo me pregunto, ¿una sociedad más justa es directamente proporcional a la discriminación de los hombres?

A la pregunta de si creen que “actualmente la situación de las mujeres en España es mejor, igual o peor que la de los hombres” en siete aspectos, exceptuando en el acceso a la Educación, que resuelven como “igual”, el resto de parámetros (salario, trabajo, empleo, responsabilidad, conciliación y presencia política) ambos sexos coinciden en que las mujeres estamos peor. La pregunta es obvia, ¿la situación de hoy a qué sexo tiene discriminado?

Tanto hombres como mujeres aprueban entre un 75% y un 99% los siguientes aspectos: que un hombre se acoja al permiso de paternidad de 16 semanas para cuidar a su hijo o hija; que un hombre asuma una parte igualitaria de las tareas del hogar; que un hombre recrimine a sus amigos por tener comportamientos machistas; que un hombre se defina como feminista. Las valoraciones sin lugar a dudas son altísimas, entonces ¿por qué no se refleja en lo cotidiano?

De la siguiente pregunta destaco un resultado: de “La mayor parte de la pornografía es machista” un 50% de hombres lo cree. De esta cuestión está en boga su tratamiento en la educación, consumo y distribución, pero a día de hoy sólo la mitad de los hombres cree que el producto no es machista.

Más cosas. Los hombres no han presenciado un caso de discriminación en el trabajo en un 86% y en un 75% las mujeres. Un 50% de ellos y un 54% de ellas no “escuchó (nunca) comentarios sexistas por parte de amigos/as o familiares”. Nunca han presenciado “como un hombre acosaba sexualmente a una mujer” un 92% ellos y un 86% ellas. Nunca se han enfrentado a alguien que estaba acosando sexualmente a una mujer en un 92% y 90%. El Consejo General del Poder Judicial tiene la cifras de la evidencia de que estos fenómenos ocurren.

Entre un 83% y 72% no han participado en una manifestación o protesta a favor de los derechos de las mujeres.Los hombres se consideran “muy feministas” en un 6% y en un 16% de las mujeres. De todos los encuestados, un 63% de hombres dice ser de izquierdas y un 64% de mujeres se perciben igual en el espectro ideológico político.

Mi idea general de todo esto es que no estamos locos pero tampoco sabemos lo que queremos. El rechazo abrumador hacia el feminismo en mi opinión se debe a dos factores: la antipatía que se ha generado desde la clase política y la todavía nula educación en Igualdad en las escuelas y universidades, que abarca un espectro de la población de hasta los 25 años. De lo primero no voy a hacer referencia sólo al partido de ultraderecha VOX porque sería simplista. Que desde el Gobierno de coalición de izquierdas de esta última legislatura acabada y de la gestión política de todos los partidos en general se ha hecho del Feminismo un campo de batalla espurio, ha pasado esta factura que refleja la encuesta. Culpar sólo a la derecha o ultraderecha es complaciente y mentiroso. Todos han participado de ello en cuanto que el Feminismo ha sido el único movimiento en España que no ha sido tenido en cuenta para las políticas de Igualdad y se ha sustituido por colectivos que lo usurpan. Se dice y no se cree. El feminismo, las feministas, son las propulsoras de la Igualdad política y social.

La Igualdad es buena, justa y deseable pero discrimina a los hombres. Entonces no sería ni buena, ni justa ni deseable. A mí que se aclaren. Percibo en cada respuesta una corrección interiorizada que no se materializa en actos. Ni siquiera percibo que se entienda lo que contestan. Un ejemplo de ello es el apartado en la percepción del acoso sexual en el trabajo. ¿Saben con seguridad los respondientes qué son las conductas acosadoras? Mucho me temo que no. Pero si les pregunto si han visto a un compañero dar masajes a una compañera en el lugar de trabajo sin que esta se lo pidiera o si han comentado el aspecto físico de una mujer probablemente los porcentajes cambiaban.

La percepción de discriminación de los hombres no es sino la consecuencia de la pérdida de privilegios de estos. El tercio poblacional de mujeres que cree en esta discriminación es producto de la educación en el patriarcado que tenemos, que nos hemos tenido que sacudir y que si no llega la educación feminista sobre todo a las mujeres, seguirán siendo cómplices del machismo. El avance en Igualdad es al tiempo una resistencia machista cada vez más férrea. De alguna manera hay que justificar la resistencia y la ofensiva contra el avance de las mujeres o que mis oportunidades van en disminución porque los recursos son escasos y que tú seas igual a mí me hace inferior.

La encuesta es una realidad pero no refleja una verdad. La verdad es que en la consecución de la Igualdad no se discrimina a nadie y que este discurso no es sino el relato del desprestigio al movimiento de las mujeres. La realidad es que los hombres manifiestan que Igualdad sí, pero la verdad es que sólo la puntita.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

- Publicidad -

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en redes

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad