Inicio 1Portada A la atención de la Consellera de Justicia, Derechos y Memoria de...

A la atención de la Consellera de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat Catalana.

0
81

El pasado 21 de Marzo, la Consellera de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat de Catalunya, Gemma Ubasart González, compareció en el Parlamento catalán para aportar explicaciones sobre el asesinato de Núria L, la cocinera de la prisión tarraconense de Mas d’Enric, ocurrida el pasado 13 de marzo, cometido por un interno que cumplía condena por haber asesinado a otra mujer en 2016, usando el mismo método extremadamente violento en ambas casos, el apuñalamiento.

Según la Consellera de Justicia, Derechos y Memoria, el asesinato de Nuria L. era «difícilmente previsible» porque los sistemas de control del interno que cometió el asesinato, I. S. O., apuntaban a un perfil de riesgo bajo.

Yo no estoy de acuerdo, y cuestiono que los sistemas de control estuvieran diseñados aplicando la perspectiva de género, lo que impediría que estuvieran libres de sesgos androcéntricos, y de ser así, sus mediciones deficientes pueden dar lugar a consecuencias tan trágicas como la pérdida de vidas.

Ese “perfil de riesgo bajo”, según las explicaciones de la Consellera, se habría establecido como resultado de un total de 14 evaluaciones, la última en julio de 2023: «La probabilidad de que el interno se comportara de forma violenta contra otros internos o contra el personal fue baja a lo largo de toda la trayectoria penitenciaria, a excepción de la evaluación efectuada el 20 de mayo del 2020, que dio un resultado medio».

En concreto cuando aludió al perfil del asesino, I.S.O., condenado por asesinar a una mujer, según el expediente interno que se abrió tras el crimen, «siempre se mostró como una persona educada, correcta en el trato, reservada, con poca interacción con el resto de internos del centro», por lo que se le consideraba «una persona digna de confianza y muy buen trabajador». Previamente a su trabajo en el taller de cocina había estado trabajando en otros talleres, la evaluación había sido positiva, y hacía cuatro había entrado en el taller de cocina.

Estamos en 2024, por lo que la entrada en el taller de cocina fue en 2020, el año en que la evaluación sobre su potencial grado de actuación violenta empeora, ¿esa evaluación fue previa al inicio del taller, o ya estaba trabajando en el taller a las órdenes de una mujer?. Porque ese dato es esencial para saber si estamos ante un sistema de evaluación con sesgos androcéntricos cuya fiabilidad sería claramente deficiente.

Voy a ampliar la información. En el Anuario de Psicología Jurídica 2019 hay un artículo escrito por Victoria A. Ferrer-Pérez y Esperanza Bosch-Fiol, catedráticas de Psicología de la Universidad de las Islas Baleares, titulado “El Género en el Análisis de la Violencia contra las Mujeres en la Pareja: de la “Ceguera” de Género a la Investigación Específica del Mismo”, del que extraigo información relevante para evaluar las declaraciones de la Consellera respecto a la reincidencia asesina del recluso, que se ha llevado por delante la vida de dos mujeres:

__”La violencia contra las mujeres es actualmente considerada como violencia basada en el género y reconocida como una violación de derechos humanos y un problema social de proporciones epidémicas, tanto por diferentes organismos internacionales como por muchos gobiernos.”

__”De acuerdo con esta consideración, los estudios para analizar y caracterizar esta violencia deberían situar el género como categoría central de análisis (esto es, deberían ser investigaciones específicas de género, o, al menos, sensibles al género).”

__”Sin embargo, a pesar de ello, no pocos textos y trabajos científicos aún se

llevan a cabo desde la denominada “ceguera” de género.”

__”En el contexto del feminismo académico y los Estudios de las Mujeres, Feministas y de Género (EMFG) el concepto de androcentrismo se emplea para referirse a una visión del mundo que toma al hombre como centro y medida de todas las cosas, partiendo de la idea de que la mirada masculina es la única posible y universal, por lo que ha de generalizarse para el conjunto de la humanidad.”

__”Este androcentrismo puede afectar tanto a la práctica concreta de la investigación como a la posterior construcción de planteamientos teóricos, ha estado presente en todas las ramas del saber (García-Calvente, 2010) y su aplicación propicia la aparición de los denominados sesgos androcéntricos (Delgado, 2017; Ferrer, 2017).”

__”Aplicar la perspectiva de género o feminista supondría, en primer lugar, partir de modelos teóricos que incorporen el género y las desigualdades de género como núcleos explicativos clave para esta violencia. (..) Estos modelos no sólo toman en consideración múltiples factores que contribuyen a la génesis y/o mantenimiento de esta violencia, sino que consideran que el género, las relaciones de género y las normas socioculturales y expectativas de rol de género, que sostienen la dominación masculina y la subordinación femenina y contribuyen a perpetuar la violencia, desempeñan un papel clave en la violencia ejercida por el hombre hacia la mujer.”

Señora Consellera, ¿los sistemas de control del interno condenado por asesinar de forma extremadamente violenta a una mujer puede asegurar que están libres de “ceguera” de género?. Porque por sus declaraciones en las que alude a que las evaluaciones no indicaban tendencia a comportamiento violento con otros reclusos, que son hombres, o con los funcionarios, que si no se había desagregado por sexo la medición, y se estaba midiendo nuevamente la posible violencia sobre funcionarios hombres, pues no sería muy acertado afirmar que el “asesinato era difícilmente previsible” por lo que habían aportado los sistemas de control.

Porque había más datos a tener en cuenta sobre el asesino. La primera mujer a la que asesinó era una mujer prostituida con la que se relacionaba como putero, es decir, se imponía sexualmente sobre ella comprando una impunidad que lo mantenía fuera de la persecución penal. El comportamiento putero es un comportamiento de dominación masculina, siempre imbricado de componentes violentos hacia las mujeres prostituidas.

Y apoyo esta afirmación, de forma breve porque ya hay bastante documentación al respecto, en la última investigación sobre el comportamiento de los puteros presentada por la Doctora en Psicología e investigadora con reconocimiento internacional Melissa Farley: ”Los puteros tienden a tener falta de empatía, lo que es un antecedente para deshumanizar a las mujeres y también facilitador de la violencia.” ¿Eso se tuvo en cuenta en las evaluaciones de este interno con un historial putero que pasaba a trabajar a las órdenes de una mujer?.

Otro dato a tener en cuenta, es que en su relato de los hechos el asesino declaró que estaba enamorado de ella, y que le había pedido «que abandonara la prostitución y que se quedara con él», proposición que ella no aceptó y durante unos meses dejó de verla. Pero reinició la relación como putero una vez más, aunque al parecer con el objetivo de castigarla, tal vez porque no le gustó que no lo obedeciera, ya que esa es la explicación más plausible para el contenido de un mensaje que el asesino envió a un amigo a la 1:55 diciéndole que fuera a su casa para mantener relaciones sexuales con la víctima. Víctima que por su parte envió a las 2:08 estos mensajes a su compañera de piso: «es un miserable», «me ha amenazado».

Poco después era acuchillada, varias veces, y de forma tan violenta que la degolló. En el informe presentado por la Fiscalía aparece lo siguiente: no presentaba signos de embriaguez ni síntomas de patología psiquiátrica «que interfirieran en su inteligencia, conciencia y voluntad».

Y ahora otros dos datos del momento presente: un representante sindical de los funcionarios afirmó que el asesino «Era muy trabajador, aunque no toleraba órdenes», y también los medios de comunicación han aportado que Nuria había denunciado el comportamiento del interno I.S.O., del que ella era su superiora,  por falta de respeto.

Señora Consellera, ¿de verdad usted va a seguir afirmando que para esta segunda mujer asesinada el perfil del asesino era un perfil de riesgo bajo para ella, que además en la actualidad incluso tenía un edad similar a la que tenía su primera víctima?.

No le atribuyo a usted responsabilidad directa en el asesinato, lo que le exijo es que asuma ante la ciudadanía española la responsabilidad política que  usted tiene, para asumir los cambios metodológicos con perspectiva de género que con urgencia tienen que llevarse a acabo, no sólo en Cataluña, tiene que hacerse en las instituciones penitenciarias de toda España.

Y se lo exijo con la Ley en la mano, en concreto con Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres:

__“La Ley se refiere a la generalidad de las políticas públicas en España, tanto estatales como autonómicas y locales. (…) La ordenación general de las políticas públicas, bajo la óptica del principio de igualdad y la perspectiva de género, se plasma en el establecimiento de criterios de actuación de todos los poderes públicos en los que se integra activamente, de un modo expreso y operativo, dicho principio.”

En su comparecencia en el Parlamento catalán ni usted ni ninguno de los partidos allí representados mencionó esta Ley ni exigió su implementación, cuando es una garantía para que tanto trabajadoras como trabajadores de instituciones penitenciarias no pongan su vida en riesgo, independientemente del grado de domesticación Patriarcal de la responsable o del responsable política/o de turno.

Quiero acabar no sólo aludiendo a usted señora Consellera, sino a todas/os nuestras/os representantes políticas/os que dicen defender los derechos de las mujeres, pero que eluden reunirse con las expertas que han estudiado qué mecanismos ha desarrollado el modelo cultural y socioeconómico Patriarcal para impedir que podamos ejercerlos, poniendo como ejemplo las palabras de una de esas excepcionales expertas, la Doctora en Psicología Esperanza Bosch:

__”Desde Hipócrates a Michelet, y en muchos casos hasta nuestros días, se sigue considerando que el hecho diferencial hombre/mujer, implica per se la superioridad de uno (el hombre) frente a la otra (la mujer). Y no sólo eso, sino que como ejercicio de esta superioridad es lícito utilizar la violencia.” Del libro “Historia de la misoginia”, de Esperanza Bosch, Victoria A. Ferrer y Margarita Gili.

Y esa licitud la ha recreado desde tiempo inmemorial el maldito género.

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad