El 8M de la ministra

Ana Monzón
Ana Monzón
Socióloga especializada en Violencia de Género. Guionista.
- Advertisement -

 

Mientras tú te estás preparando para salir a alguna convocatoria feminista por los derechos de las mujeres, la ministra de Igualdad, Ana Redondo, también. Y lo que te voy a contar en este artículo es lo que ha hecho estos días para preparar este día con el presupuesto del Ministerio.

El 8M, conmemoración del Día Internacional de las Mujeres, empezó siendo el Día de la Mujer Trabajadora para convertirse en el día de la reivindicación de la Igualdad de las mujeres. No hace falta decir que es de “todas” las mujeres; si dices “mujeres” pues ya sabes que son todas las mujeres. El Ministerio ha tenido la necesidad de aclarar que son “todas” las mujeres.

Para ello, esta misma semana, Redondo ha puesto en la fachada del Ministerio una enorme lona para explicarte a ti, mujer, que son “TODAS” las mujeres, y ya sabemos lo que esto significa: incluir penes. Además y aprovechando el remozado, ha colocado dos lonas verticales a cada lado de la entrada: una es la bandera arcoíris en representación del colectivo LGB y la otra es la bandera Trans. Es la primera vez que veo que separan a estos dos colectivos, para bien del primero. ¿Precio de esto?, te lo doy: 25.000 euros. ¿Qué va a pasar con estas banderas? Pues que la del 8M claramente será retirada pasada la conmemoración, al contrario que con los dos faldones de la entrada, que permanecerán fijos, no quedando ninguna insignia referida a las mujeres.

Redondo, además, desde hace un mes está aprendiendo inglés, ella y los altos cargos del ministerio, como las anteriores para, supongo, internacionalmente decir bien alto y claro en la ONU que existe una ola de represión y discriminación actual hacia las mujeres, España incluida. 10.000 euros adjudicados de “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” para “desarrollar la fluidez de comunicación en inglés, mejorar la comprensión y adquirir un conocimiento más amplio de la lengua que permita resolver situaciones comunicativas de la vida profesional, en especial en labores de negociación y reuniones en el ámbito internacional”.

Si seguimos repasando la agenda ministerial de estos días, la ministra también se ha ocupado de licitar un “Servicio de creatividad, diseño, realización y producción de una campaña de sensibilización social para el impulso de la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI+ durante 2024” por valor de 121.000 euros. El expediente se inicia el 23 de febrero, a quince días del 8M, y se encuentra aún en proceso de adjudicación. Un día antes, el 22, formaliza una adjudicación que coleaba desde agosto de 2023 para “la realización de un estudio sobre la percepción de la discriminación por origen racial o étnico en España, por parte de las potenciales víctimas” por 170.000 euros.

Y esta es toda la actividad del Ministerio de Igualdad en cuanto a adjudicaciones de contratación menor y licitaciones del 2024, salvo obras y suministros, según aparece en la Plataforma de Contratación del Sector Público. Está pendiente de adjudicarse el “Servicio correspondiente a la realización de los trabajos de campo y la recogida de datos de la Macroencuesta de Violencia Contra la Mujer”, los datos estadísticos más fiables y diría que importantes sobre violencia contra las mujeres que realiza la Delegación Estatal Contra la Violencia de Género. Se publica cada cuatro años desde 1999 y la última fue en 2019. Acaba de salir a licitación por lo que aún tardará tiempo en adjudicarse según el procedimiento de la Mesa de Contratación y más aún en realizarse el estudio, con lo que calculo que no lo tendremos hasta 2025.

Hoy, 8M, Ana Redondo está eligiendo algún atuendo color violeta. Se me hace que un cuadro de escena de caza de óleo sobre lienzo de Peter Brueghel el Viejo. Quiere representar a “TODAS” las mujeres y esta vestimenta hará una parte. La otra parte, la de las “otras” mujeres, es que estará en la manifestación afín a Podemos, a la Ley Trans y a favor del cambio de sexo registral autosentido. Estará en la convocatoria que cree que la prostitución es un trabajo y a la que acude con alborozo el lobby proxeneta. La ministra no tiene coherencia, no se puede predicar una cosa y acompañar la contraria. Las convocantes tienen los cojones (digo bien) de llamarla “la oficial”, la que llevan realizando “desde los años ’70” (pausa para las risas). No fueron las represaliadas del franquismo, ni las que pelearon por ser incluidas en los mercados de trabajo una vez muerto el dictador, ni sus predecesoras. Son ellas, los hombres, la oficial.

Estará en la convocatoria que cree que la prostitución es un trabajo y a la que acude con alborozo el lobby proxeneta

Que “nos apoya” desde la otra manifestación. Ella y presumo que los representantes de los dos sindicatos mayoritarios, no en vano reciban de transferencias directas de los Presupuestos de Igualdad 370.000 y 300.000 euros respectivamente. Es oportuno recordar que UGT-Andalucía está actualmente investigado por la UCO por un presunto delito de fraude de subvenciones en transferencias a empresas satélites por valor de 2,5 millones de euros.

La ministra Ana Redondo es heredera de la ideología y gestión de su antecesora. Ahora pugnan entre ellas por adjudicarse los méritos de la Ley Trans. Más bien sus respectivas siglas políticas. Tienen más recorrido las manifestaciones de hoy que esta norma fraudulenta. Las mujeres no podemos esperar nada de este equipo de Gobierno. Seguiremos luchando, “manteniendo el clima para cuando lleguen tiempos propicios”. Ministra dimisión.

 

- Publicidad -

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en redes

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad