RadFem Berlin: la presencia de las feministas radicales en la escena alemana.

Lara Salvatierra
Lara Salvatierra
Filósofa, escritora y activista peruana actualmente de paso por Polonia. Especializada en Estudios de Género y la mujer. Trotamundos por naturaleza y Feminista a tiempo completo.

Uno de los tantísimos superpoderes de las feministas, es que sabemos transformar el hartazgo de sobrevivir en sociedades patriarcales, en una energía capaz de cambiar el mundo. Para llevar a cabo ese cambio es necesario claro, permanecer unidas, con todo lo que implica y con todo lo difícil que es.

El contraataque misógino a las iniciativas feministas es actualmente tan brutal, que decir cuestiones tan simples como que las mujeres somos mujeres o que es imposible que una persona cambie de sexo, trae consigo un sin número de problemas que no hace más que exacerbar el hartazgo de vivir en el patriarcado, llevándonos a organizarnos aún mejor en pos de la realización del cambio de sociedad que buscamos.

En el último año la organización feminista RadFem Berlín ha sido punto de ataques misóginos debido a que su postura es muy clara: son feministas radicales que combaten los estereotipos sexistas y que defienden los derechos en base al sexo ganados para las mujeres en Alemania gracias al movimiento feminista.

Me reuní con su fundadora Ana Julia Di Lisio para que me cuente acerca de su agrupación, las actividades que han realizado y las estrategias feministas que vienen realizando el último año.

 

¿Cuándo y por qué se fundó RadFem Berlín?

 RFB se fundó el 27 de abril de 2021 ante la necesidad de profundizar en acciones feministas en Alemania, pero en particular en Berlin ya que muchas de las leyes de la agenda transactivista ya han sido implementadas en Berlin y no así en Alemania, como por ejemplo la de cárceles que permite a cualquier hombre que se “sienta mujer” la posibilidad de acceder a una cárcel de mujeres en Berlin (https://radfemberlin.de/gefangnisse-gender-id-in-deutschland).

Sumado a esto, muchas de las feministas que conocía en ese momento no tenían un nivel de alemán avanzado lo que les dificultaba poder realizar activismo feminista en Berlin y pertenecer a grupos alemanes radfem. Si bien hablamos 3 idiomas en nuestro grupo, incluido el alemán, el poder comunicarnos en nuestra lengua nos da comodidad y ayuda a fortalecer al grupo.

Lamentablemente, hay muy pocos libros en alemán sobre feminismo radical, por eso también me pareció muy importante crear una página informativa en alemán con posts que hablen de los puntos principales del feminismo y es así que empecé primero nuestro Instagram (@radfem_berlin).

Luego tuvimos la suerte de hacer una colaboración y traducir el libro de Andreia Nobre “La Guía Para La Feminista Radical Indignada“ al alemán y al principio fue un boom, ahora está fijo en nuestra web para quien lo quiera adquirir (https://radfemberlin.de/product/ein-unwirscher-leitfaden-zum-radikalfeminismus-tiraden-uber-weibliche-stereotypen-und-mainstream-gewese-grumpy-guides)

 

 

¿Cuáles son los riesgos que has encontrado por ser la fundadora de Radfem Berlin?

 Yo pienso que tengo los mismos riesgos que tiene toda mujer con una opinión clara que lucha por los derechos de las mujeres con su nombre y cara abiertamente… Anteriormente hice webinarios para la Women’s Declaration – WDI (“La dictadura del glitter: el caso argentino”) en diferentes idiomas y también me han atacado incluso antes de haber fundado RFB. Hay una diferencia, sin embargo, debido a las leyes alemanas porque es obligatorio dar cierta información en la web, información que los transactivistas utilizan siempre para amedrentarme, exponerme, hacerme doxxing y dejar pegatinas misóginas cerca de donde está la dirección de RadFem Berlin.

El hecho de ser extranjera me lleva a siempre tener que estudiar las leyes, consultar las reglas del país y de Berlin para no infringir ninguna y así poder seguir con el activismo.

 

¿Por qué surgió la necesidad de realizar una manifestación en Berlin?

 Porque está bien eso de hacer posts, escribir a políticos y pegar stickers feministas por toda la ciudad, pero además pienso que las acciones feministas se demuestran en la calle también, es una necesidad para la política de las mujeres.

Es un acto político ser mujeres y manifestarnos por nosotras contra el statu quo misógino y depredador, es como decirle en la cara a este sistema que nos utiliza como materia prima: “no te tengo miedo, y te voy a cambiar, porque soy mujer y yo soy la creadora y vos necrofílico”.

Estamos en un momento donde tenemos que expander la consciencia feminista y para eso debemos perder el miedo. Vernos manifestándonos y superando los obstáculos del transactivismo, inspiró a muchas mujeres que nos escribieron y nos contactaron, fue un gran cambio de paradigma el hecho de que nos hayan visto organizadas, sin miedo, tomando precauciones pero firmes en nuestras convicciones.

Estoy segura que ahora muchas más manifestaciones van a ser organizadas en Alemania, nuestro grupo ya está trabajando en la próxima definitivamente.

 

¿Qué problemas se presentaron antes y durante la realización de la mani y cuál fue el impacto de la misma?

 Dos días antes de la manifestación, las cuentas que trabajan para el transactivismo y el proxenetismo en Alemania publicaron que habían registrado la contra marcha, el mismo día, a la misma hora y a menos de 100 metros de donde iba a ser la nuestra.

Abiertamente fuimos acusadas de “nazis” y de diferentes “fobias” por el simple hecho de luchar por los derechos de las mujeres, mientras son esas mismas organizaciones las que planean reclutar a las refugiadas ucranianas para prostituirlas. 

Nuestra respuesta fue dejar en claro que nuestro grupo está formado principalmente por extranjeras y que ellos estaban organizando una contra-marcha contra nosotras y que nunca antes los habíamos visto organizar una ni contra nazis ni contra violadores, que nos parecía interesante que vistieran el traje de “buenas personas e inclusivas” mientras solo organizan marchas contra feministas principalmente extranjeras en Alemania.

El día de la manifestación todo funcionó como planeado, inclusive el ataque de un transactivista, el cual fue completamente desarticulado rápidamente gracias a nuestros protocolos de seguridad y a que la policía actuó rápidamente.

Ha pasado un mes desde la manifestación y todavía recibimos mensajes de apoyo, dándonos las gracias, contándonos cómo las ha motivado y les quitó el miedo.

La respuesta a la manifestación no solo fue por parte de los grupos locales, entre ellos la WDI Germany, Fair Play Für Frauen y Radfem Kollektiv, sino que además recibimos apoyo internacional inmenso y de la revista feminista EMMA también.

 

¿Cómo ves la situacion del feminismo en Alemania?

 El feminismo en Alemania ha sido destruido, pero completamente. Al estar en contacto con feministas de diferentes partes del mundo, tengo la oportunidad de comparar la escena alemana con las demás. La dinámica de hacer feminismo es siempre en círculos cerrados, jerárquicos en general, y lo que sí se ve más desde hace tiempo en Alemania es la lucha abolicionista de la prostitución. Sin embargo, en los últimos dos años esto está cambiando y hay muchas más feministas jóvenes que realmente muestran compromiso con la lucha por nuestra liberación.

La escena está dividida en dos: estamos quienes entendemos que hablar de “trans buenos y malos” es contradictorio con nuestras políticas, porque hacerlo refuerza la idea de que se puede cambiar de “sexo” imitando al otro y así ser “trans”, lo cual resulta en sexismo y mandato de género y entendemos, además, que lo “trans” es un backlash patriarcal y que no ayuda a nadie.

La otra parte piensa que lo “trans” existe y que son personas que sufren y por eso hay que mantener esta idea de “imitar al sexo opuesto”. También porque les parece que de esta manera hacemos “mejores políticas ya que la gente nos va a aceptar y a escuchar más”.

Otro punto de conflicto dentro del movimiento se da debido a que hay quienes se consideran “radfem” pero no son separatistas haciendo grupos “feministas” con hombres y validan además a los hombres que se identifican y personifican mujeres. Vemos que esto sucede en varios países y no solamente en Alemania. Para quienes hacemos RFB, sabemos de la importancia del separatismo, de los espacios libres de hombres y de la lucha por la visibilidad lesbiana.

 

¿Cómo resumirías el primer año de activismo de RadFem Berlín?

 Han pasado muchísimas cosas. El primer ataque que recibimos fue cuando publicamos un post diciendo que las lesbianas no tienen pene y que dejen de decir que las bisexuales son «pansexuales». Era un post para el mes del orgullo y el partido político “Die Linke” (la izquierda alemana) atacó el post hasta que lo borraron. Tuvimos que recuperarlo con la ayuda de las seguidoras. Luego en comentarios en diferentes cuentas, hablando de la realidad de las mujeres, un miembro también del partido de izquierdas, dijo que nos iba a encontrar en Berlin y “que nos bajaría todos los dientes de un golpe”.

 Corrimos varias campañas como por ejemplo la del “Duden”, el diccionario alemán que cambió la definición de “feminismo”, nuestras postales gratis con frases en contra de la ley de autoidentificación, los reels con stickers feministas, tradujimos un libro de introducción al radfem de Andreia Nobre, campañas colectivas de lobby a políticos, etc. En Junio de 2021 abrimos la web y con ella un shop para poder realizar activismo en alemán, un poco inspiradas en Posie Parker y las otras feministas, pusimos a la venta los primeros stickers con mensajes feministas. Debido a estos stickers, y al haber sufrido el partido de izquierdas “Die Linke” diferentes “ataques” de activistas pegando nuestros stickers en sus sucursales en Berlin, es que empezaron a escalar los ataques a RFB, en junio/julio 2021.

 Sin embargo, nuestra cuenta siempre fue muy crítica con todos los partidos políticos, no solamente con Die Linke. Luego de mostrar las acciones de pegadas de stickers por Berlin y Alemania en general, el “gran ataque” llegó: «Lynn» o «PersiaX». Alguien que no sabíamos quién era en ese momento escribe a RFB preguntando si nuestro activismo no incluía a “mujeres trans” como él. Nosotras respondimos siguiendo el protocolo de comunicación en estos casos, donde nos limitamos a dar la información justa sobre nuestra postura política. Claramente el transactivista  quiso que la conversación escalase y nos amenazó con que haría un video contra RFB, a lo que le recomendamos que tuviera cuidado con lo que decía  y que buena suerte con su vida.

A partir de esto, sufrimos dos meses de acoso, doxxing, difamaciones, agresiones de todo tipo, invasión a la privacidad (se han mostrado fotos del grupo sin el permiso de nadie), burlas y denuncias en masa a la cuenta. Bloqueamos a más de 3000 cuentas las primeras semanas, luego un total de 5000. El transactivista tenía una cuenta con 50K seguidores solo en instagram donde llamaba a las feministas «hombres» y entre sus otras cuentas y su canal de Youtube llegaban a los 200K seguidores.

 

Me imagino lo terrible que debe haber sido todo eso…

 El acoso fue brutal e inclusive amenazó con “querer encontrar a Ana en la calle para hablar”… Pero estamos hablando de una persona que siempre muestra como se pone violento en bares mientras toma, le pega a personas y difama en especial a mujeres. En su Impressum en Youtube de ese momento pudimos ver que figuraba una empresa Canadiense relacionada a una clínica de “Salud de menores trans”, dicha empresa estaba relacionada con el gobierno canadiense que tiene políticas extremadamente anti mujer y homófobas escondidas debajo de manto “trans activista”.

 

Canadá lamentablemente es el foco de las políticas Cuir y contra los derechos de las mujeres…

 No sólo eso, sino que luego antes de las elecciones recomendó que se votase al partido FDP, que quiere legalizar la venta de bebés y la explotación reproductiva de mujeres (Leihmutterschaft).

Cuando publicamos nuestro artículo sobre los “Drags” hemos recibido el ataque masivo también de “Bambi Mercury”, un drag alemán muy famoso que vive en Berlin y trabaja con Netflix y varias de las empresas de entretenimiento alemanas así como internacionales.

 Antes de las elecciones en octubre, recibimos otro ataque masivo, pero esta vez estaba visiblemente relacionado al poder, era el transactivista que le había hecho prometer a Olaf Scholz (SPD), el nuevo canciller recientemente electo, que aprobarían la “ley de autoidentificación” en Alemania. Recordemos que este partido en coalición con el CDU que en su momento era mayoría, rechazaron la ley en Mayo de 2021. El transactivista “Hana Havanna”, relacionado directamente con distintos canales de TV, la música y la mass media alemana, no solamente atacó a RFB sino que también atacó a una de las seguidoras de nuestra cuenta, exponiéndola a ella y a su hijo muy pequeño, los ataques de “Hana Havanna” fueron ataques sostenidos en el tiempo y siempre agresivos, misóginos y siempre con la necesidad de demostrar su poder, porque también lo han apoyado distintos transactivistas relacionados con los verdes (Die Grünen).

 El tercer ataque grande vino de parte de una cantante alemana llamada “Nura” que nos desea a las mujeres que “se nos caiga y se nos pudra la vagina”, “que las lesbianas somos asquerosas tránsfobas”, entre otras cosas. Los ataques siempre suceden de diferentes cuentas, por lo que nos deja saber que se dedican a insultar y a atacar cuentas feministas como con cierta plataforma organizada.

 

Vaya que ha sido un año movido, señal de que están haciendo las cosas bien.

 El último ataque grande fue de parte de “Hasi” una bloggera alemana que organizó la contra-marcha a la manifestación feminista del 26 de marzo 2022 organizada por Radfem Berlin. Ella reconoció estar trabajando o colaborando con el lobby de la prostitución en Alemania. No obstante también apoya a las leyes y reformas que los partidos alemanes quieren aprobar para tener las leyes homófobas y sexistas de autoidentificación como Die Linke, Die Grünen, SPD & FDP.

 “Hasi” (Ulla) no solo nos dedicó varios posts tratando de refutar nuestro manifiesto, sino que además escribió artículos llamando a nuestro grupo todo tipo de insultos antifeministas y difamándonos. Su equipo además hizo un despliegue importante para filmar nuestra manifestación pero además para hacer un video sacando de contexto lo que decíamos para hacernos sonar “conspiranoicas”, cosa que no lograron porque nuestros pedidos son claros.

 Sin embargo, a los días de que publiquemos los puntos esenciales de nuestro manifiesto, misteriosamente el nombre de nuestro grupo “Radfem Berlin” apareció en un artículo controversial del 8 de marzo de 2021 sobre hechos que sucedieron un año antes,  quejándose y difamando a distintos grupos de mujeres que luchan por los derechos de las mujeres en prostitución como TdF & Sisters e.V. En este artículo se acusaban a las feministas de agredir, pegar y maltratar a personas en la manifestación, en especial a los transactivistas. Lo interesante es que RFB no estaba en este artículo hasta mediados de marzo de 2022… El nombre de nuestro grupo fue agregado luego de publicar nuestra manifestación. Fue interesante descubrir que quienes publicaron dicho artículo (Edition F, una plataforma muy grande alemana que le habla principalmente a mujeres) dicen igual que “Hasi” (Ulla), estar colaborando felizmente con el lobby de la prostitución “Transsexwork”.

Luego de esto, seguimos recibiendo mensajes de odio en nuestras cuentas, ataques de bots para borrar nuestra cuenta en Instagram, etc. Cabe remarcar que “Hasi” tiene apoyo directo de Sven Lehmann quien es el representante de Die Grünen actualmente en el gobierno alemán para cambiar la constitución para poder aprobar las leyes de autoidentificación.

 Entre los tantos ataques recibidos también están los de “Antifa Berlin” que se dedicó a vandalizar y censurar los stickers feministas de RFB y a modo de mensaje violento se han acercado a la base de nuestro grupo para dejar sus stickers “contra la propaganda nazi”, porque para ellos los derechos de las mujeres no no son compatibles con la democracia. 

 Las cuentas de los canales de medios a fines a “Hana Havanna” han intentado borrar nuestras cuentas también, en realidad vivimos ataques constantes porque mantenemos nuestro mensaje claro a pesar de todo, pero nuestro grupo fue siempre atacado por los pesos pesados del transactivismo, lo que nos hizo ser medianamente conocidas a pesar de la corta edad de nuestro grupo

 

 

¿Cuál es la estrategia feminista de tu agrupación con miras al futuro?

 Pienso que la estrategia y plan para el futuro es seguir adelante con nuestras políticas, que siguen siendo las mismas desde que junto con Radfem Frankfurt organizamos la primera manifestación contra las políticas del transactivismo en Alemania el 18 & 19 de mayo de 2021, cuando la ley SelfID fue rechazada en el Bundestag.

Creo que es importante seguir creciendo en número y en calidad de nuestras acciones políticas, crear consciencia feminista y generar red entre las mujeres en Alemania y del mundo.

 

Lara Salvatierra
Lara Salvatierra
Filósofa, escritora y activista peruana actualmente de paso por Polonia. Especializada en Estudios de Género y la mujer. Trotamundos por naturaleza y Feminista a tiempo completo.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en redes

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad